BLOG


Derecho civil

LA AUDIENCIA DE MÁLAGA ACUERDA SUSPENDER TODOS LOS DESAHUCIOS POR EJECUCIÓN HIPOTECARIA

La Audiencia de Málaga acuerda suspender todos los desahucios por ejecución hipotecaria

Las salas de lo Civil deciden también archivar las causas por impago de los préstamos donde se haya declarado la nulidad de la cláusula suelo

Desde hace una semana, los juzgados de Málaga han paralizado al menos cinco desahucios –el último, ayer mismo– por ejecuciones hipotecarias, esto es, procedimientos impulsados por los bancos para echar de sus casas a los propietarios por impago de las cuotas del préstamo que contrataron. Cinco familias que se veían ya en la calle y que en el último momento han podido conservar el techo. Al menos, por ahora.

No es una casualidad, ni un golpe de suerte. La medida es fruto de un acuerdo de la Audiencia Provincial de Málaga, que ha decidido suspender todos recursos contra lanzamientos por ejecuciones hipotecarias que se están tramitando en estos momentos en la provincia y que se apoyan en la cláusula de vencimiento anticipado, la cual permite a los bancos reclamar la totalidad del préstamo cuando se producen impagos.

Dicho de otro modo, los desahucios que lleguen vía recurso a las salas de lo Civil de Málaga se paralizarán a la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) establezca una doctrina sobre la materia y aclare en qué términos (y, sobre todo, en qué casos) es abusiva la cláusula de vencimiento anticipado. Entre tanto, y hasta que la justicia europea se pronuncie o se modifique el criterio, los tribunales malagueños no ejecutarán dichos lanzamientos.

La decisión, que también se está adoptando en otras provincias, fue ratificada el 20 de febrero en un plenillo de las tres secciones de lo Civil, que están integradas por 18 magistrados. Consultada al respecto, la presidenta de la Audiencia Provincial, Lourdes García Ortiz, ha confirmado este acuerdo procesal, que ya ha sido trasladado a los decanos para que, a su vez, hagan llegar el criterio adoptado a los juzgados de primera instancia.

Unificar criterios

El juez decano de Málaga, José María Páez, explica que los titulares de los 17 juzgados de primera instancia de la capital ya habían mantenido una reunión para tomar también una decisión sobre este asunto y evitar un doble rasero, pero se decidió esperar a la resolución de las salas de lo Civil para «unificar» criterios. «Y lo lógico es que ahora se siga el que ha adoptado la Audiencia», confiesa Páez.

El origen de esta situación está en una cuestión prejudicial planteada en febrero por el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ante el TJUE antes de resolver un recurso de casación interpuesto por Abanca Corporación Bancaria contra la sentencia de la Audiencia de Pontevedra de 14 de mayo de 2014 en la que se declaraba la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado. Tras las alegaciones de las partes, el Alto Tribunal ha preguntado a la Justicia europea si, cuando un enunciado de una cláusula (el del impago de una cuota) se considera abusivo, es posible mantener como válidos los restantes. Es decir, si es posible separar los distintos elementos autónomos de una cláusula con varios enunciados. En definitiva, si la parte anula el todo.

Hasta entonces, la jurisprudencia del Supremo invitaba a seguir adelante con el lanzamiento aunque la cláusula pudiera ser abusiva bajo el criterio de no perjudicar al deudor, de manera que no seguiría acumulando impagos. Sin embargo, al hacer esta consulta a Europa, la Sala Primera del Alto Tribunal ha decidido paralizar la ejecución, «lo que supone suspender su propia jurisprudencia, así que los tribunales malagueños hemos optado por esperar a ver qué resuelve el TJUE», explica uno de los magistrados.

La abogada Yolanda González Guerrero, que es especialista en derecho bancario, apunta además que el Supremo ha pedido que esta cuestión se tramite de forma urgente, aspecto este último que ha sido rechazado por el TJUE. «Al no considerarlo urgente, puede tardar en resolverse dos años en los que los lanzamientos quedarían paralizados», afirma la letrada, que recuerda un precedente muy cercano: la famosa retroactividad de las cláusulas suelo. «El Supremo también planteó ahí una cuestión prejudicial y hemos estado dos años esperando».

Precisamente, el acuerdo de la Audiencia malagueña contiene otra importante novedad respecto a las cláusulas suelo. Las salas de lo Civil han decidido sobreseer todos los procedimientos de ejecución hipotecaria en los que se haya declarado la nulidad de la cláusula suelo. El motivo es sencillo. Los bancos venían reclamando en sus demandas sumas que ya no serían reales, dado que ahora, al confirmarse la retroactividad, los clientes se convierten en acreedores frente a las entidades. «Es un defecto que no se puede subsanar, por lo que deberán archivarse las causas y los bancos podrán interponer nuevas demandas tras recalcular la deuda (si es que la hay)», resume González.